lunes, 26 de septiembre de 2016

PREGÓN DE FERIAS Y FIESTAS DE SONSECA 2016

DON SILVESTRE GARCÍA - OCHOA DORADO, SONSECANO Y DOCTOR EN CIENCIAS QUÍMICAS POR LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE MADRID, FUE EL PREGONERO.

El pregonero y su esposa junto al Alcalde, Juan Carlos Palencia y su equipo de gobierno municipal.



PREGÓN DE FERIAS Y FIESTAS DE SONSECA DEL 2016

   Muy buenas noches sonsecanos de cuna y de adopción, y también a aquellos que aunque no estéis vinculados estrechamente con este pueblo tengáis el deseo de pasar unos días geniales con la Feria que está comenzando.  Que nadie se sienta forastero.
   Con la edad he ido desarrollando el gusto por los refranes y las citas de hombre ilustres, así que arrancare con uno muy castellano. Como de bien nacido es ser agradecido” querría dar las gracias a la corporación municipal por haberme ofrecido esta oportunidad de dirigirme a todos vosotros con la sana intención de que pasemos un rato agradable en este prólogo de las fiestas. También les agradezco a los Alabarderos, demás autoridades y por supuesto a todos los que estáis aquí, vuestra presencia. 
   Ya sabéis muchos de vosotros que soy químico. No sé si esto ayuda al pregón porque se dice que las cosas que tienen mucha química… en fin, que por lo menos hay discusión acerca de si son buenas o no. Así que intentaré que el pregón no contenga mucha de esa química. Sin embargo, cuando las personas se entienden, cuando conectan entre sí, se dice que entre ellos hay química. 

   Espero que de esta haya mucha. 
  Primero las presentaciones, y esta es especial porque solo puedo hacerla aquí. No se entendería en ningún otro sitio del mundo. Soy hijo de Faustino Mosca, que por desgracia le mató una mula en los primeros años 60, y de Eduarda, de mote Aguda, hija del tío Cano el Agudo, al que recuerdo sentado en la puerta de mi casa con el cigarrillo de picadura apagado y pegado en la comisura de los labios. Mi madre ha sido mazapanera toda la vida, y su cariño, su trabajo y su dedicación han hecho posible que yo esté hoy aquí. 

    Para la gente de mi generación soy simplemente Silvestre, que para algo debe servir tener un nombre poco común. Bueno, quizás también me recuerden yendo en bici con una chica montada en la barra. Esa chica era Maribel, una Espartera que hoy es mi mujer y  que seguro que muchos conocéis.


    Y para la generación de nuestros hijos, tendrán que conformarse con preguntar a sus padres ¿Quién es ese? Y espero que no obtengan la respuesta a la que me han acostumbrado en casa cuando pregunto por alguien que surge en la conversación… uno que tu no conoces.


Silvestre García-Ochoa, pregornero de las Ferias y Fiestas 2016 de Sonseca
  
  
   Reconozco que tengo idealizada a Sonseca. Al haber estudiado y trabajado fuera, el tiempo que he pasado en el pueblo ha sido fundamentalmente para disfrutarlo. Ha sido y sigue siendo un sitio de vacaciones casi perfecto sino fuera porque le falta la playa, o en su defecto un buen río. Pero como los castellanos somos expertos en vencer dificultades, hicimos buenas antaño las albercas para bañarnos, que además tenían la ventaja de que estaban por doquier. Eran una especie de mar a cachitos a los que te llevaban las bicis. Y qué decir de nuestro campo… me ha gustado siempre recorrer los caminos y estoy enamorado de los paisajes que tenemos aquí, que no tienen nada que envidiar a los que encontramos en otros sitios. ¿Quién puede presumir de los mosaicos de verdes que vemos en primavera desde lo alto la Torre Tolanca con las siembras,  las viñas y las olivas, o los amarillos en verano cuando la cebada está lista para segar? O para cosechar, como se dice ahora. Todo adornado con los ribetes verdes de las lindes y rematado con la sierra al fondo. 

    ¡Un gran espectáculo!
    Es inevitable ponerse a recordar la vida en el pueblo cuando te pones a pensar en el pregón. Lo que recuerdo de la infancia es la calle. Todo pasaba en la calle. Los chavales siempre estábamos en la calle jugando a juegos que hoy posiblemente se considerarían un poco brutos. Bastaba una voz de nuestras madres, que se oía en todo el barrio, para hacernos volver a casa. Y si te hacías el remolón, cualquiera que pasaba por la calle te decía: ¡Que te está llamando tu madre! Ni con la activación de la localización en el móvil hay tanto control hoy en día. Una de las cosas que al cabo de los años, y habiendo sido padre, he acabado valorando mucho es que en aquel tiempo todos cuidaban de todos. En el pueblo todos estábamos identificados. Y si aparecía un chico nuevo rápidamente se le preguntaba de quien era o con quien estaba para tenerle localizado. 

    El caso que me trae este comentario es la ocasión en que buen amigo de infancia y yo decidimos irnos a la huerta de su abuelo con la osadía y la inconsciencia que caracteriza a los niños -tendríamos alrededor de unos ocho años- y cuando estábamos bien adentrados en el campo en que se yo que camino, apareció una chica que venía en bici de la huerta, se paró y nos preguntó que hacíamos por allí. Acto seguido y sin darnos posibilidad de réplica nos montó a los dos en el soportín de su bici –lo que da una idea de lo chicos que éramos- y nos llevó a casa. Allí nos esperaban nuestras madres alarmadas que primero nos dieron besos y abrazos y después nos hicieron lamentar nuestra aventura -los detalles me los callo pero os los podéis imaginar - . 


Silvestre García-Ochoa ha sido el pregonero de la Ferias y Fiestas 2016 de Sonseca


   Mi otro recuerdo es la escuela. Yo era uno de los que se lo pasaban bien en la escuela. Las escuelas del puente en mi caso, donde Don Ricardo, un hombre bueno, con voz grave y presencia imponente nos enseñaba con la ayuda de la enciclopedia Álvarez. Tengo que recordar a los más jóvenes que mi generación fue la primera en que todos los chicos fuimos a la escuela. La generación de nuestros padres tuvo bastante con salir airosa de los años del hambre y procurarnos sustento, lo que ha hecho nuestra vida relativamente cómoda. 
   Y un poco después llegó El Revuelo. Creo firmemente que parte de hacer de este pueblo un lugar referente en la comarca tiene un componente cultural que inevitablemente pasa por el Centro Cultural Revuelo. La parte visible de sus actividades eran las famosas y recordadas Semanas Culturales donde jóvenes entusiastas, y no tan jóvenes, disfrutaban y nos hacían disfrutar de un montón de actos culturales. Pensemos en las obras de teatro, los ciclos de cine, los debates, recitales poéticos, talleres tan diferentes como cerámica o lectura, exposiciones, y un sinfín más de actividades. Ha sido un gran ejemplo de cultura popular. 

    Un recuerdo muy querido es el de la visita que nos hizo Rafael Alberti, uno de nuestros grandes poetas contemporáneos. No éramos el Comité del Premio Nobel, ni el Jurado del Príncipe de Asturias, ni la Real Academia, y aún así aceptó nuestra invitación. Éramos un grupo de jóvenes que se habían dado en llamar Revuelo. Eso es lo que le llamó la atención. Un grupo de jóvenes inquietos y atrevidos que con los años tendrían un impacto importante en la vida del pueblo.



Silvestre García-Ochoa Dorado, pregonero de las Ferias y Fiestas 2016

  Mirando atrás, los cambios que ha sufrido el pueblo, tanto en la apariencia como en la forma de vida durante estos cuarenta o cincuenta años lo hacen irreconocible. Dejadme recordar algunos detalles que los sonsecanos de mi quinta hemos vivido y que además demuestran que ya tengo una edad. Muchos de nosotros nos criamos en patios de vecinos. No conocimos una taza de váter o una ducha hasta que fuimos chavales. Las bebidas se refrescaban en el pozo. El día de lavar la ropa era el domingo por dos razones, la primera porque el sábado también se trabajaba, y la segunda porque la lavadora solo daba vueltas a la ropa, el resto lo hacían en aquel tiempo nuestras madres. Se iba a llamar por teléfono a uno de los pocos teléfonos públicos que había en el pueblo. Del pueblo se salía en autobús o en taxi si era urgente. La televisión se iba a ver a casa del vecino que la tenía, y además tardaba un rato en encenderse, que a mí me parecía una eternidad. Mirando estos cambios solo puedo decir que hemos recorrido un largo camino hasta tener el móvil en el bolsillo, pero esto no es nada para los cambios que nos esperan durante los próximos veinte años, que seguro que nos sorprenderán mucho más que los que hemos vivido hasta ahora.
   He de reconocer que en algunas cosas hemos retrocedido.        Ahora que hablamos mucho de Sostenibilidad os invito a pensar en lo que ocurría antaño con los residuos de la casa: los restos de preparar la comida o las sobras iban a las gallinas y a los guarros. A la tienda se iba con el capacho, nada de bolsas de plástico. A por la leche con la lechera. Todos los envases de vidrio se reutilizaban. Y el resto, al basurero, que anualmente se llevaba a la huerta para abonar las siembras. ¿No es un ejemplo perfecto de residuos-cero? Algo tendríamos que haber aprendido para no acumular montañas de basura que hoy nos complican la vida. 


Silvestre Gª-Ochoa, pregonero en Sonseca de sus Ferias y Fiestas.16


   El presente y el futuro también tienen que tener un hueco en este pregón. Ya sabemos que la  situación actual del pueblo no es la que desearíamos y que muchos de nuestros convecinos atraviesan dificultades. Yo creo que no solo es un problema de crisis, sino que el mundo está cambiando de manera acelerada y que por supuesto el trabajo también se va a transformar completamente. Debido a las nuevas tecnologías, en los próximos años muchas de las profesiones que conocemos ahora desaparecerán porque hayan sido superadas, como les pasó a los pregoneros en su tiempo.  Por cierto, a pocos oficios les ha quedado un homenaje tan bonito como al de pregonero: intervenir en este tipo de actos para dar siempre buenas noticias e invitar a participar en los festejos.
   Volviendo a los oficios que desaparecen, no sé si os habéis fijado que los jóvenes ya no llevan reloj ¿Para qué si tienen móvil?  La automatización, según sesudos estudios acabará con alrededor de la mitad de las profesiones actuales en los próximos veinte años. Los conductores por ejemplo. Ya está ocurriendo en el tren y es cuestión de tiempo que el resto de transportes públicos no lleven conductor. O los carteros… y un sinfín de otras actividades. Es algo que a la postre es bueno porque los trabajos que están surgiendo y los que van a quedar son los que realmente deberíamos hacer las personas, aquellos que necesitan de nuestras capacidades, aquellos que no pueden hacer las máquinas ni los ordenadores y al que tú aportas algo y incluso te lo pasas bien haciéndolo. La ciencia y la tecnología nos hacen la vida más fácil y agradable y aunque hagan desaparecer empleos clásicos generan un montón de otros nuevos que son más gratificantes. Hay muchos más detalles en un articulo muy interesante en el programa de nuestras fiestas.
Una cosa que he aprendido de la cultura anglosajona es su positivismo. Ellos dicen, no hay problemas, hay oportunidades.

     Es el equivalente a nuestro no hay mal que por bien no venga, pero yo diría que con un punto más de optimismo. Hay razones para el optimismo, pero además nos cuesta lo mismo ser optimistas que pesimistas y no conocemos el futuro, así que entonces seamos optimistas, que es mejor para la salud, y en particular para el corazón.
   Aquí, en Sonseca, tenemos la iniciativa que nos ha hecho un gran pueblo, una capacidad de trabajar duro demostrada, nuestros jóvenes cada vez más recorren el mundo -me gusta decir que estamos criando ciudadanos del mundo- con lo que se empapan de otras ideas y nuevas formas de concebir el futuro. Y además, también han dado un paso más que nosotros en su preparación. Tenemos todo lo necesario y no me cabe duda de que en algún momento todo esto germinará y Sonseca volverá a brillar en la Mancha y en España. Estamos sembrando y tened la absoluta certeza de que habrá cosecha. 
   Como científico, sé que poco se puede conseguir con el esfuerzo individual. Ya pasaron a la historia los genios que eran capaces de hacer grandes aportaciones trabajando en solitario, como Ramón y Cajal, que da nombre a la calle donde vivo. Además, las metas no se consiguen solo con esfuerzo. Se consiguen con ilusión y sintiéndose parte de un grupo.

   Imaginando siempre cual va a ser el gran resultado por el que estamos trabajando, que es mucho más que un triunfo personal. 
El autor del Principito, Antoine de Saint-Exupéry, decía: Si quieres construir un barco, no empieces por buscar madera, cortar tablas o distribuir el trabajo. Crea primero en los hombres y mujeres la ilusión de surcar el mar libre y ancho. Yo creo firmemente que llegaremos a ver ese mar que nos ilusione y nos inspire para trabajar y reconstruir este barco que es Sonseca,  y que navegaremos en la dirección adecuada para salir de este bache en el que ahora estamos. Y más que eso, estoy convencido de que será más pronto que tarde.



Izado de banderas en el pregón de Ferias y Fiestas de Sonseca por pregonero, alcalde y diputado.

   Ahora es tiempo de fiesta y celebración. Es tiempo de disfrutar de unos días sin más preocupación que pasarlo bien después de un año de trabajo duro. En estos días nos vemos todos. El que no pasee por el ferial no será por falta de ganas. Bueno, algunos con hijos pequeños desearían pasear algo menos por él. Para nuestros pequeños la Feria tiene una especial atracción, es mágica, cualquier juguete que ven en los puestos es aquel que siempre habían querido tener y las atracciones son siempre las mejores del mundo. Ahora bien, cualquier encuentro de sus padres con alguien al que saludan y con el que cruzan unas palabras es una frustración.

    El tiempo que se tarda en recorrer la feria desde los coches eléctricos hasta la tómbola de los arcos es una buena indicación de cuánto tiempo llevas sin salir o sin venir. La vida social se pone al día, renuevas tu galería interna de las caras de los hijos de tus parientes y amigos que llevas tiempo sin verlos. Te das cuenta de que el tiempo no pasa en balde para nadie, incluido tú. Te enteras de las últimas novedades del pueblo y se come y se bebe demasiado. Pero bueno, ya habrá tiempo durante el invierno de compensar esos excesos.
   Ahora también es tiempo de honrar nuestras tradiciones. Es tiempo de oír la música de las alabardas, que a pesar de lo mucho que llevo fuera no puedo evitar que me toque el corazón. Porque me he criado con ella, porque lo he mamado, como decimos por aquí. Es tiempo de ver bailar la bandera y admirar como el alférez la hace moverse como si fuera una pluma. Es tiempo de acercarnos al ofrecimiento y ver lo que muchos vecinos ofrecen a la Virgen. Es tiempo de ir a la rifa y pujar por algún objeto que nos haga ilusión.  Por último, no nos olvidemos de conseguir la jarrita de los alabarderos en la plaza de la Virgen y añadirla a la colección que va creciendo en casa año a año y que es el recuerdo materializado de otra feria vivida.

   Y ahora, para terminar, gritad conmigo:
   ¡Vivan las fiestas de la Virgen de los Remedios!
   ¡Viva Sonseca!

   Muchas gracias, buenas noches y disfrutad de las fiestas.
                                                                                                             Silvestre García-Ochoa Dorado

viernes, 16 de septiembre de 2016

ANDORREANDO POR EL CENTRO DEL PUEBLO, LA CALLE DE LA UNIÓN, ANTES DE LOS MÁRTIRES.

DESDE LA PLAZA DE LA CONSTITUCIÓN  AL TEMPLO PARROQUIAL, CONFLUENCIA CON CALLE TOLEDO, LOS REMEDIO Y ORGAZ.

La calle de la Unión comienza en la plaza de la Constitución, donde está el Ayuntamiento de Sonseca






   Según Manuel Ballesteros en su libro MEMORIA Y CURIOSIDADES DE SONSECA en su página 77, el Ayuntamiento de Sonseca en 18 de abril de 1850 tomó la decisión de comenzar a empedrar las calles. Para ello pidieron a los agricultores que por cada yunta de mulas trajeran un carro de tierra y otro de piedra, además lo vecinos más acomodados pertanecientes a las fábricas y comercios contribuyeran con lo que correspondiera.
El empedrado se comenzó después de abril de 1852. Se inició por las calles La Unión, Parra, Orgaz, Cervantes y don Pelayo.
 






Uno de los balcones con mejor forja del pueblo lo tenemos en la calle DE LA UNIÓN

El aparejo toledano aún queda en alguna fachada de la calle de la Unión.






Calle de la Unión desde el templo parroquial en septiembre del 2016

   EL CÍRCULO OBRERO, SOCIEDAD DE SOCORROS MÚTUOS, AHORA LA CONCORDIA COMENZÓ SITUADO ENFRENTE DE SU ACTUAL UBICACIÓN.

En el mes de noviembre de 1902, el diario LA OPINIÓN  de ese año publicó un reportaje muy amplio sobre el pueblo con motivo de la inauguración de la nave principal del templo parroquial.

   EL CÍRCULO OBRERO
   Tiene a la vez dos objetos: es el Círculo recreativo e instructivo, y es LA CARIDAD, sociedad de socorros mutuos.
   Perfectamente instalado en edificio espacioso. Hay socios obreros y socios protectores; son estos los que pagan las cuotas, pero renuncian al socorro a que aquello tienen derecho cuando están necesitados.
   Es por tanto verdaderamente su organización esencialmente buena y muy digna de aplauso, porque a más de que los obreros tienen su Círculo donde se recrean e instruyen y tienen una sociedad que los pone bajo su amparo, hay socios que solo lo son por tener el gusto de contribuir a tan humanitaria obra.
   Al hacer nuestra visita, nuestro Director habló a los muchos obreros que estaban reunidos y en términos generales de la cuestión social.
   Por nuestra parte repetimos lo que nuestro Director manifestó: que LA OPINIÓN siempre ha de estar al lado y a la desposición de los obreros que procuran instruirse, como base para su regeneración. 


 EN EL BAÚL DE LOS RECUERDOS ENCUENTRO: 

Fachada del Ayutamiento de Sonseca y salón de plenos en el primer tercio del siglo XX

   En el diario LA OPINIÓN de TOLEDO de un 21  de noviembre de 1902, podemos leer:
   EL AYUNTAMIENTO
   Está instalado en un edificio construido en el año 1894, siendo alcalde D. Joaquín Guzmán, con arreglo a los planos presentados por D. Ezequiel Martín, Arquitecto de esta capital, y tuvo un coste de 20.000 pesetas.
   Lo más notable es el Salón de Sesiones puesto con gran gusto y riqueza; sobre una plataforma cerrada por barandilla de hierro está situada la mesa presidencial y en derredor suyo los doce sillones para los Concejales; adosados a la pared y para el público, existen divanes forrados de tercipelo rojo.
   


Fachada del Ayuntamiento de Sonseca en los 70






El PSOE tuvo su sede durante varios años su sede en la calle de la Unión.

El transito por la calle de la Unión en los años 70 en días de lluvia era un tanto dificultoso.


Comercio de descendientes de don Braulio Arroyo con varias generaciones.

   En el reportaje periodístico sobre Sonseca de LA OPINIÓN de 1902 se escribe sobre EL COMERCIO:
  Tiene Sonseca bastantes comercio y de crédito; entre otros buenos establecimientos figuran dos de D. Victoriano García-Ochoa, D. Pedro Pedraza, don Braulio Arroyo, D. Restituto Martín - Maestro y otros varios, que a más de tener bastante venta en la localidad, realizan gran parte de éstos para los pueblos inmediatos.






Detalle del balcón situado en la esquina de la calle Unión con calle Toledo de Sonseca.


PROCESIONES VARIAS POR LA CALLE DE LA UNIÓN

CORPUS CHISTI

Una alfombra circular se suele hacer al inicio de la calle de la Unión en el Corpus


La Procesión del Corpus Chisti recorre toda la calle de la Unión de Sonseca

La procesión del Corpus Chisti de Sonseca ha terminado y los estandarte se guardan.

Alfombra del Corpus Chisti en el inicio de la calle de la Unión de Sonseca

SEMANA SANTA

Banda de Cornetas y Tambores del Sepulcro acompañando a la entrada de imágenes en la Iglesia

El Resucitado sale en procesión el domingo de Ramos de la Iglesia de Sonseca

 Al final de la Guerra Civil, la calle que ilustramos se le llamó de LOS MARTIRES, manteniendose el nombre durante 39 años, que volvió a LA UNIÓN.
CONTINUARÁ

Puedes rebuscar en los siguientes apartados:

EL OTRO tiempo DE UN PUEBLO...

DE BUEN NACIDOS ES...


Gracias amigo visitante por compartir este paseo por esta singular visión de mi pueblo, fruto de inquietudes recopiladoras desde...

Gracias, por ocupar parte de su tiempo en descubrir estos retazos, fragmentos, pinceladas de un laborioso pueblo como Sonseca, que ha demostrado a lo largo de su Historia saber superar con inteligencia creadora y ejecutiva las circunstancias más desfavorable.

Gracias, por leer y observar mis "entradas" metidas a golpe de corazón, como intuyendo lo que nos une y nos anima a seguir ampliando nuestros límites personales afianzando lo que somos y de donde venimos.

Disculpas por las erratas que siempre lleva un texto escrito aunque se haya realizado con lo mejor que uno ha aprendido.
























































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































Seguidores